Asesoramiento personalizado, eficacia y calidad del servicio

Nuestro valores son el compromiso de atención y servicio al cliente, con exigencia de la más alta calidad y la mejor constante.

De igual modo, Arocha Abogados se compromete con todos los profesionales y personal de administración para que realicen su tarea en las mejores condiciones posibles, priorizando:

Servicio de atención al cliente
La norma que rige en este aspecto es la dedicación constante al cliente procurando tener un profundo conocimiento y comprensión de sus objetivos personales o empresariales, de sus necesidades y proyectos. Consideramos que así es como podremos proporcionarle las soluciones más adecuadas en cada momento y adelantarnos a los posibles conflictos que puedan surgir para prevenirlos.
Calidad
La exigencia de la más alta calidad en nuestros servicios requiere la formación permanente de los profesionales del despacho, las herramientas más avanzadas y eficaces controles internos de calidad.
Relación entre profesionales de Arocha Abogados
Nuestra máxima es compartir la experiencia profesional entre todos los componentes y fomentar la autoevaluación y juicio crítico de sus quehaceres diarios.
Ética y deontología profesional
Se trata no solamente del cumplimiento de la legalidad, sino además, de contemplar la actuación profesional desde la perspectiva ética y deontológica rectificando sin dilación cualquier posible desviación en este sentido.

Principios deontológicos:

La integridad
Entendida como la actuación profesional basada no solamente en el conocimiento técnico de las normas aplicables, sino también en el buen juicio, sentido común y prudencia.
La dignidad y el respeto
Un comportamiento intachable con todos los compañeros de profesión, entre los profesionales de Arocha Abogados y con los demás, basando la relación en el compañerismo, el respeto ante opiniones no coincidentes y el rechazo a conflictos innecesarios en el legítimo derecho de defensa del cliente.
La lealtad al cliente
La vinculación de los profesionales con el Despacho se basa en el principio de lealtad recíproca a través del ejercicio de la profesión de abogado. Hacia el exterior, se busca siempre la preeminencia de los legítimos intereses de los clientes sobre cualquier otro objetivo.
La independencia y el secreto profesional
La independencia de los abogados se considera principio elemental del desarrollo del derecho de defensa del cliente y del asesoramiento profesional, todo ello con respeto, siempre, de los principios deontológicos. El secreto profesional es un deber de cumplimiento obligatorio y comprende cualquier hecho, confidencia o acto que se conozca a través de la relación profesional con los clientes.

Este sitio web utiliza cookies para que tengas la mejor experiencia de usuario. Si continuas navegando estás dando tu consentimiento para la aceptación de nuestra política de cookies.
Pincha el enlace para más información. Más información X Cerrar